¿Nacemos altruistas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Estoy convencido de que el altruismo es inherente a nuestra naturaleza humana. Exactamente igual que lo es el egoísmo. Por esa razón una educación en un sentido o en el otro puede resultar determinante.

A partir de los 3 meses los bebés ya son capaces de distinguir la bondad (igual que los chimpancés y otros animales, por cierto).

Las niñas y niños tienen una tendencia natural a ayudar a los demás con actos espontáneos, que muchas veces, curiosamente, dejan de hacer cuando los premiamos o los alabamos.

Nuestro cerebro se formó en la colaboración. Es muy probable que si no hubiéramos sido altruistas, los seres humanos no poblaríamos este planeta. Quizás hemos cooperado como ninguna otra criatura.

El altruismo nos resuena, nos conmueve y se contagia porque lo tenemos dentro, porque lo encontramos en nuestros corazones. Cualquier acción solidaria, tanto en la vida real como en la ficción, nos estimula y nos emociona.

Por eso la propuesta es reconectar con nuestra mejor versión para ocuparnos y atender a los demás. Crear un entorno propicio y educar para vincularnos desde nuestra segunda dimensión como seres humanos.

¡El altruismo nos vincula y nos hace humanos!

 

¿CÓMO PODEMOS DEFINIR EL ALTRUISMO?

Podemos definir al altruismo como la tendencia voluntaria de acompañar a otras personas de forma desinteresada, es decir, sin esperar nada a cambio.

Es una cualidad humana maravillosa cuando actuamos sin necesidad de reconocimiento, sin intercambios, sin expectativas y sin apego a los resultados.

Muchas veces, el secreto para conectar con nuestra mejor versión y alcanzar a la plenitud se encuentra construyendo activamente un mundo mejor.

Favorecer la felicidad de los demás es un proceso mágico, donde podemos darnos cuenta y ser conscientes de nuestra propia capacidad de amar.

El altruismo también es una muestra de nuestra evolución personal. El inicio de un camino que nos puede impulsar al amor incondicional y a la espiritualidad.

Un aliciente fantástico para levantarnos cada mañana y tener una vida más significativa… Para entrar en nuestra segunda dimensión como seres humanos, donde entendemos e integramos que no importa quién da, quién recibe y qué se da.

Puedes encontrar más información en la web vidasignificativa.org de todo lo que hacemos.

Si quieres profundizar en el altruismo, puedes hacerlo aquí.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Cerrar