Economía, segunda prioridad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los horarios de las personas y el tiempo que dedicamos a los niños y las niñas, definen el estilo de vida y las prioridades de lo que una sociedad considera importante.

Si mantenemos la economía en primer lugar, nos alejamos de nuestra humanidad. Por ello, la propuesta es cambiar la inercia y que el dinero sea una consecuencia y no un fin en sí mismo.

Se me ocurren muchos propósitos para relegar la economía a la segunda, tercera o cuarta prioridad:

  • el amor
  • la ternura
  • la confianza
  • la dignidad (individual y colectiva)
  • la libertad, la creatividad…
  • incluso el tiempo (tener tiempo para uno mismo, para una misma… y para los demás).

Si conectamos con nuestros corazones no podemos seguir permitiendo ni participando en los conflictos, las desigualdades y las barbaridades que ocurren en nuestras ciudades y en nuestro planeta.

Si quieres conocer más sobre los proyectos de solidaridad y altruismo que estamos desarrollando, entra en esta web: vidasignificativa.org

 

¡Gracias!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin